Pulpo Negro, Güemes y Poveglia: festejo del primer aniversario de El Arte de Matar

Se cumplió un año del lanzamiento de El arte de matar, el tremendo disco debut de Pulpo negro que recientemente los ayudó a ser elegidos como banda revelación en la encuesta realizada por la revista Jedbangers. Con Poveglia y Güemes como invitados, la noche prometía más ruido del que cualquier ser normal pudiera soportar. Por eso, el lugar elegido para albergar esta fiesta organizada por Club calavera fue Club V, y claro, Bateros argentinos y Mondo Sporco dieron el presente.

Entrada la media noche arrancó Poveglia con el tema que abre su único disco: Yersinia pestis. La segunda canción de la noche es la que también ocupa el número dos en el disco, se trata de La configuración de los lamentos. Luego continuaron con El centro del universo.

Teniendo en cuenta que es la tercera vez que me toca escribir sobre ellos (La segunda en este medio) ¿Qué puedo decir sin ser repetitivo? Aunque, como dice una famosa filósofa argentina, “El público se renueva”, la respuesta se da por sí sola porque este fue, como le dije luego a Martol (Guitarra y voz), su mejor vivo. Anteriormente había dicho que sonaron afiladísimos. Entonces ¿Qué adjetivo debería usar ahora siendo que sonaron aún mejor?

PH: Cherry Boom

Poco importa la palabra que use, el punto ya se entendió. Por otro lado, apelando a la reflexión de dicha filósofa, debo decir que Poveglia es una banda que alterna la oscuridad con la melodía, las voces graves con las agudas, la oscuridad con la potencia y la densidad con la velocidad. En lo que no tienen contrastes es en la contundencia.

PH: Cherry Boom

Poveglia tiene tres años de existencia, pero esta formación lleva más o menos un año junta, siendo Matías Macrett (Batería) el último en sumarse a Diego Zacarra en bajo y voz y al antes mencionado Martol. Este último fue quien se encargó de dialogar con el público.

“Tenemos un disco que se llama Yersinia pestis (2015) y este tema, como todos los anteriores, forma parte de él. Se llama La negatividad y tiene un golpe polémico”

Es cierto que el disco completo es una obra de arte, pero La negatividad se lleva todos mis elogios. Pero a no conformarse con la versión de estudio porque el vivo logra sacudirte absolutamente todos los sentidos.

También tocaron Las huellas, Decúbito prono y cerraron con su “hit” (que palabra tan fea para usar en este ámbito, pero no se me ocurrió otra) La ciudad sin nombre.

 

Mientras Güemes se estaba acomodando y probando sonido, nos dieron un adelanto del sonido que se venía.

La joven banda de metal duro, que a la 1:10 hs arrancó lo que fue su segunda presentación en vivo, está integrada por Miguel A. Maciel a cargo de las voces, Alex Martín en guitarra, Sebastián Maguna en bajo y Rama Escobar en batería.

PH: Pedro Andrés Mena

Podría haber entrecomillado la parte de “joven banda”, no por la banda en sí, sino por sus integrantes que tienen una gran trayectoria y una espalda bastante grande por formar parte de bandas como Mastifal y Lesa humanidad.

El riff de la canción con la que abrieron su presentación todavía está resonando en mi cabeza. Por otro lado, destaco la velocidad, la precisión, la voz de Maciel y la técnica de un baterista que a puro doble pedal te obligaba a agitarla con el puño bien cerrado y en alto.

“Buenas noches, nosotros somos Güemes. Gracias por invitarnos a ser parte de esta fecha”

La gran descarga de poder siguió rompiendo cabezas. Y aunque se trate de una banda joven, por los motivos que mencioné antes, parecían ser una banda con un largo camino recorrido ya que tenían un público que la agitó en todo momento y hasta remeras en venta.

“Se nos van acabando los conejos de la galera”

 Dijo Maciel cuando su presentación se acercaba al final, y yo me imaginé a un conejo metalero revoleando las mechas… Pero bueno, volviendo al mundo real, más tarde anunciaron una fecha en Claypole, homenajearon a la banda más grande del Heavy metal nacional (Hermética, por si no quedó claro) y cerraron con una canción llamada Sangre negra.

No fue magia, fue metal.

 

Pulpo negro se destaca no solo por su sonido arrollador y sus letras de protesta, sino también por ser la única banda que crea sus propios memes. Ya sé que estamos acá para hablar de música ¡Pero los memes son los memes!

Pulpo negro es Max Jones (voz) Pablo Krause (guitarra) Damian Masulli (guitarra) Sebastián Persec (bajo) y Pablo Iacovone (batería). Y ya que el disco es el gran protagonista de la noche, vale remarcar que está grabado por Sebastián Barrionuevo en FDM Studios.

 

El arte de matar es un disco que cuenta con todo lo necesario, incluida una intro llamada Las entrañas de lo vedado a cargo de la voz del Pato Larralde, que te pone en contexto.

“No se anticipa el comienzo
No sabemos el final

Nos urge descubrir las entrañas de lo vedado
La mente puede ser un universo o una prisión

No hay espacio entre el bien y el mal
Sólo el momento donde se clava el puñal
Ocultos bajo el arte de matar”

Dura treinta segundos y tiene las intenciones de amortiguar un poco el golpe. Si no te preparaste para Pantano, jodete.

Nos trasladamos al vivo del Pulpo para apreciar de mejor manera el gran rango vocal que tiene Max. No la caretea arriba del escenario, los graves y los agudos que tira son los necesarios y son más que precisos.

La descarga de energía, por lo musical y por lo lírico, generan algo que Max remarcó de esta manera.

PH: Cherry Boom

“Lo bueno es generar locura en movimiento”

Aunque lo que hacen no sea apto para cualquier oído, hay, dentro del metal, para todos los gustos. Hay quienes puedan disfrutar de los machaques a un tempo alto, hay otros que tal vez se pierdan viajando en solos de guitarra como el de Cosechando tormentas o Nómade, tal vez algunos disfruten de la distorsión y la voz rasposa, etcétera. Yo particularmente disfruto, más allá de la música, de las letras que se manifiestan en contra del sistema y de la religión (en todo caso del fanatismo religioso).

También tocaron los demás temas que integran el disco: Demonios, Predicador y Hordas.

El motivo de la fecha era celebrar el aniversario de su disco debut y por lo tanto era obvio que iban a tocar los 6 temas que lo integran, pero hace unos días había visto que hace uno o dos años habían hecho un cover de una de mis bandas predilectas. Pero no, no tocaron We die Young de Alice in chains. ¡Hubiera sido hermoso! (Alice in chains no lo tocó cuando vinieron en el 2013)

PH: Cherry Boom

La celebración dejó marcas en los presentes que colmaron Club V. Fue un show de esos que quedan grabados en la memoria porque, a pesar de que la capacidad del lugar no sea muy exagerada, los que se hicieron presentes se encargaron de sonar como si fueran el doble de personas. Hubo algunos que se subieron al escenario para cantar algunos versos, y otros que hicieron mosh.

PH: Cherry Boom

El público, las bandas invitadas y los agasajados se brindaron para que la noche sea lo que merecía. Y nosotros, desde este humilde lugar, nos encargamos de retratarlo.

Dejá un comentario

Chuzzo

ver todos los posts

Chuzzo es un baterista y escritor aficionado procedente de Entre Ríos. Amante de la música, la literatura, el cine y los tatuajes. Cocinero de profesión y creador de contenidos en su blog Mondo Sporco.