Jueves de Terror en Club V: Alud, Hospital de Muñecas, Neuron y Poveglia.

El pasado Jueves 9 se presentaban, a partir de las 22 hs, cuatro bandas en lo que sería una nueva edición del Jueves de Terror organizado por Terror producciones en el viejo conocido Club V. A cinco días de esta fecha, desde Bateros argentinos, decidimos recordarla con esta crónica y con alguna que otra foto tomada por mí, con muy pocos conocimientos sobre fotografía pero con las mejores intenciones.

La banda que fue de la partida es el trío Alud integrado por Leo Viera en guitarra,
Gabriel Stein en bajo y Lautaro Schulz a cargo de la batería.

Su primera interpretación, tocada sobre un loop, duró aproximadamente 8 minutos, si mis cálculos no fallaron. Creí que se trataba de una banda stoner puramente instrumental, pero a mitad del recital los encargados de las cuerdas alzaron sus voces para llegar a un final bien al palo, contundente y fugaz. Luego de haber empezado tímidamente terminaron dejando bien caliente el escenario para la siguiente banda.

Podes escuchar más de Alud en si sitio web ya que tienen dos EP editados: Alud (2014) y Mucho libro poco lillo (2016).

Hospital de muñecas
Alud

 

 

 

 

 

 

Hospital de muñecas es una de esas bandas de las que se te va a hacer difícil olvidarte por diferentes razones. Primero por su nombre, segundo porque está integrada solamente por dos músicos, y tercero porque quien se encarga de la batería es una mujer. Shaky en Bateria y Lucas Cassinelli en Guitarra hacen un stoner bien clásico, con sonidos que reflejan la influencia de Tool.

En 2014 editaron su primer disco homónimo.

Neuron

El reloj ya marcaba la 1:30 cuando Neuron se acomodó en el escenario para hacer lo que mejor saben: ponerte los pelos de punta con su arte.

Sebastian Manino (Bajo) Federico Iaconis (Guitarra) y Franco Bruschetti (Batería) conforman este trío stoner con algunos efectos raros que también me hicieron acordar a Tool. Con riffs y bases que permiten jugar con los matices, por momentos pareciera que están zapando por la naturalidad que se ve en lo que hacen. Por suerte, a fines del año pasado se metieron a grabar Trinum, lo que será su disco debut, con el cual podremos escuchar todo lo que tienen plasmado en sus cabezas.

Eran las 2:30 cuando yo estaba ubicado del lado del bajista y la última banda comenzó su presentación para darle un muy buen cierre a la fecha. En un momento siento que temblaba el piso. “¿El subte a esta hora?” pensé. “No: Poveglia y sus graves de amor”. El trío conformado por Martol Diz en guitarra y voz, Diego Zaccara en bajo y voz y Matías Macrett en batería tocó algunos de los temas de su primer disco lanzado en el 2015, entre los cuales se encuentra el que le da el nombre al mismo: Yersinia pestis.

 

Luego de haber visto y escuchado a tres bandas cuyas mayores influencias provienen del stoner, llegó la propuesta de Poveglia que difícilmente pueda encasillarse dentro de un género. Hacen Rock. Rock oscuro, pesado y crudo. Y lo mejor de todo es que suenan afiladísimos jugando a  dos voces, alternando graves y agudos / susurros y gritos.

El trío no se conformó con tocar las joyas de su único disco hasta el momento, sino que también se dieron el gusto de presentar Depredador, una canción que integrará su nuevo material para más tarde, exactamente a las 3:05, cerrar con La ciudad sin nombre y dar por culminado el Jueves de terror.

Poveglia

 

Dejá un comentario

Chuzzo

ver todos los posts

Chuzzo es un baterista y escritor aficionado procedente de Entre Ríos. Amante de la música, la literatura, el cine y los tatuajes. Cocinero de profesión y creador de contenidos en su blog Mondo Sporco.