Homenaje A Locomotora Espósito En El Roxy: La Leyenda Continúa.

Cuando uno es padre o madre, tío o tía, abuelo o abuela, puede soñar con que ese pequeño ser humano crezca y sea alguien importante en la vida. Importante, primero, para sí mismo, luego para su familia y seres cercanos y, si el destino abre las puertas necesarias, importante para la gente, para un país y hasta para el mundo.

Si pensamos en alguien que, a nivel nacional, sea de relevante importancia para una gran porción de gente, se nos pueden venir a la mente los próceres que pusieron los cimientos de este país, o aquellos futbolistas que alzan nuestra bandera en el extranjero. Pero dejando de lado ese nacionalismo y cualquier otro idealismo que siempre genera discordia, podemos meternos de lleno en el mundo del arte. Ese mundo que no lastima, ese mundo que crea, que sana, que hermana, que te ayuda a canalizar los pesares y que se convierte en un medio para expresarte libremente. En este mundo sí hay verdaderos Héroes. Esos héroes son aquellas personas que marcan una diferencia, son aquellas personas que dibujan un gran salto en la línea del tiempo.

Ahora cerremos un poco el abanico y hablemos de música, hablemos de Rock y Heavy metal centrándonos en un instrumento: La batería.

Entonces, si hablamos de héroes nacionales de la batería podemos hablar con nombre y apellido. Ese héroe, que un 30 de Mayo del año 2016 se convirtió en leyenda y en eternidad, se llama Juan “Locomotora” Espósito. Y este es el homenaje que se le rindió el pasado sábado 10 de Junio en el Roxy.

 

La gente que se hizo presente ni bien las puertas se abrieron a las 19 hs tuvieron la oportunidad de ver a Arito Rock y luego Cruzados. Fueron ellos quienes se encargaron de calentar el ambiente y preparar os oídos de los presentes.

Cuando el reloj marcaba las 21 horas, se encendió el proyector y todos pudimos ver un breve video en el que el único protagonista era Juan Espósito. Se lo mostró en fotos antiguas y más actuales, sentado detrás de la batería de distintas bandas y finalmente reluciendo una sonrisa que demostraba que más allá de lo que fue como músico, era una excelente persona.

Salió Lovorne, con Marcelo Bracalente en el bajo, Adrián Espósito en batería y Luciano Napolitano en guitarra. Este último le hizo un pedido especial al público:

“Quisiera escuchar [Locomotora la puta que lo parió]”. Y la gente empezó a corearlo con la misma pasión que Locomotora le ponía a su instrumento y a la vida misma.

Luego de esta ovación, llegó la hora del homenaje a través de la música.

“Hay un tema de Aeroblus que grabó Locomotora Espósito con mi viejo que se llama Completamente rabioso

De más está decir que la noche estuvo repleta de grandes invitados. En esta parte del homenaje fue el turno del hijo de Alejandro Medina, también bajista, y de Larry Zabala, quién cantó El brujo y el tiempo.

Entre medio de canción y canción, Luciano describió a Locomotora como “Alguien que no necesita cartel”. Definitivamente es una persona que no necesita salir en los medios para ser reconocido, no necesita de ningún cartel para ser respetado.

Se hicieron las 22 hs y el turno de homenajear a Locomotora era de Drenaje, tocando temas de El reloj, una de las bandas fundacionales de nuestro Rock.

Drenaje cuenta con Beto Ceriotti a cargo del bajo, Edu Tobio en guitarra y voz
Gera Villamil en guitarra y Adríán Espósito en batería. Pero los invitados no se hicieron esperar.

Gustavo Cipriano, actual voz de El reloj, y Jorge “Vikingo” Martínez, quien también fue el encargado de las cuerdas vocales años atrás, salieron a colaborar con la fiesta. Este último dijo estas palabras:

Vamos a recordar a la que yo considero la banda madre del oeste: El reloj. Así que vamos a empezar con un tema que siempre que lo escucho se me llenan los ojos de lágrimas. Y creo que esta vez se le podría llegar a cambiar el nombre justamente por el de Juan, porque era una persona que se dedicaba a hacer reír a la gente. La canción de la que hablo es El viejo Serafin. Vamos a hacer una versión que grabamos en el ´99 a la que los periodistas nominaron como la primera ópera Rock nacional. Así que vamos a tratar de rememorar en esta noche especial a este loco que es uno de los bateros más grandes que dio el rock nacional: Juancito Espósito”

Más tarde hicieron Pasaje a la oscuridad. Luego El vikingo volvió a interactuar con el público, y les recomendó algo.

“Para sus hijos, el día de mañana, díganle que estuvieron en el homenaje al batero que creó el doble bombo en la Argentina. De ahí para acá, al metal lo cambió el solo”

Otro de los grandes invitados que tuvo la noche fue el Tano Marciello.

“Esta es una canción que Grabamos Pappo, Juan, Beto y yo, para un disco que se llama Puesto en marcha

Llegó el turno de quién también fue la voz de El reloj: Gustavo Mirande.

Con él en sus filas hicieron Como un animal y Vuelve el día a reinar.

Daniel Telis, ex guitarrista de El reloj, describió a Juan como su ídolo, y a El reloj como la banda que lo marcó para toda su vida.

El final se venía con todo. Con Adrián Espósito en la batería, Edu Tobio, Gera Villamil, Tano Marciello y Daniel Telis en guitarras, Beto Ceriotti en bajo, y El vikingo Gustavo Cipriano y Gustavo Mirande a cargo de las voces, tocaron, a un volumen impresionante, Alguien más en quien confiar.

Fue un homenaje del que todos se llevan la mejor imagen y los mejores recuerdos. Fue un homenaje en el que pudimos disfrutar de verdaderos grandes arriba del escenario tocando las piezas que fueron la piedra fundamental de nuestro Rock. Fue un homenaje hecho con garra y con amor, entre amigos hermanos e hijos, con Rock y metal, con artistas del pasado, del presente y del futuro. Con los que aún tenemos acá y con el mejor recuerdo de los que ya no están. Hay miles de historias que quedarán detrás de los telones, historias que tal vez merezcan otro tipo de homenaje, uno más íntimo.

Tengo varias cosas con las que me voy a quedar de esta inolvidable fecha, pero una de ellas es sin dudas es esa que dijo el Vikingo: Que podré decirle a mis hijos que estuve en el homenaje a el baterista que plantó la bandera del metal en nuestro país, esa bandera que viene flameando desde hace rato y que muchas veces nunca nos detenemos a pensar el Por qué ni el Cómo. Pero hay algo que es seguro, y es que sin un héroe no hay bandera que flamee, y por lo tanto no hay historia y no hay nada.

Si querés ver la cobertura fotográfica completa pinchá acá:

Cobertura fotográfica a cargo de Cherry

 

Juan Locomotora Espósito 1951 – Eternidad

 

 

Dejá un comentario

Chuzzo

ver todos los posts

Chuzzo es un baterista y escritor aficionado procedente de Entre Ríos. Amante de la música, la literatura, el cine y los tatuajes. Cocinero de profesión y creador de contenidos en su blog Mondo Sporco.