Fede Vega (DIK): «Todos tenemos nuestra impronta, no hay que frustrarse por no llegar a ser como tal batero, tenés que ser la mejor versión de vos mismo»

Federico Vega es un baterista de 28 años, oriundo de Merlo, provincia de Buenos aires. Desde el 2017 ocupa su lugar al mando de los tambores y platillos de la banda de Rock DIK, la cual viene de un 2019 en alza. La formación de la banda se completa con Pablo Cortés en Guitarra y voz; Denis Brindizi en Guitarra y coros; y German Bogner a cargo del bajo.

Este 2020 nos sorprendió a todos con la pandemia del Covid-19, sin embargo, los DIK continúan trabajando a distancia para no perder ese envión que vienen teniendo desde que lanzaron su primer disco, en 2018. Enterate lo que se viene para la banda, acá.

Entrevista realizada por Chuzzo

Sé que además de la batería también has tocado la guitarra en bandas que tuviste hace algunos años. Contanos un poco tu camino en la música y por qué hoy te encontrás tocando platos y tambores.

Ya de chico quería tocar la batería, como de los 5 años. Me acuerdo que iba a una iglesia con mi vieja para que me enseñen a tocar, y nunca me enseñaron porque decían que era muy chico y no llegaba al pedal. Re “sad” jajajaj.

Es raro porque en mi familia no tengo influencias musicales digamos, y tampoco me pasó como a la mayoría, de ver algún batero que me hizo flashear, solo quería hacerlo. Después, como a los 14 o 15 años, me compré una guitarra criolla, ya que la batería era imposible en ese momento, pero nunca pude sacar canciones de oído, ni me aprendí escalas ni nada de eso, solo canciones que me gustaban y, gracias a internet, me aprendí muchas intros. Al tiempo me compré una guitarra eléctrica, porque yo escuchaba mucho Heavy por mis hermanos, y me aprendía riffs que no tenían gracia en la criolla. 

En segundo año de secundaria, a los 16 años creo, estaba la movida para empezar a pagar el viaje de egresados, y de mi curso solo iban cinco, que no eran de mi grupo digamos, entonces mi hermano Cristian me tiró la idea de decirle a mis viejos que me compren la batería, que en ese momento salía la mitad de lo que costaba el viaje. Fue entonces que entre mis viejos y mi hermana Pao me compraron mi primer batería.

Con la bata fue mucho más natural que con la guitarra, aprendí solo sacando canciones de oído, tenía más facilidad también. Lo bueno es que casi desde un principio adquirí la experiencia de tocar con otras personas. Empecé a tocar con amigos y después en bandas. Pasé por varias y de diferentes estilos: Rock, New metal, Alternativo, Punk, Thrash…

La guitarra siempre estuvo en segundo plano, para sacar canciones que me gustaban nomas, y en un momento me preguntaron si conocía a alguien que toque la viola para una banda punk, y en ese momento tenía ganas de tocar la guitarra en una banda, así que les caí al ensayo, y duró como 3 años la banda. Paranoia Punk Rock se llamaba. Ahí aprendí a componer bastante con la guitarra. Solo en esa banda fui guitarrista. Siempre me consideré batero.

DIK en Uiclub (2019) PH: Santiago Russo. (IG: Dotheinvolution)

¿Considerarías integrarte o formar otra banda para tocar otro instrumento?

Lo que me coparía es tener una banda tipo Molotov, en la que todos tocan todo y se van rotando. Si no, hacer la gran Dave Grohl, pasar de ser batero a tocar la guitarra y cantar, jajaja.  Tengo algunas canciones compuestas, solo instrumentales por ahora. No sé cantar ni escribir letras, pero estoy tratando de sacarme la timidez de cantar, sacando canciones con la criolla, tipo fogón. Y me gustaría tomar clases de guitarra y canto, pero por el momento no, ya que hace un tiempo decidí ponerle todas las pilas a la bata, que es lo que más me gusta y en lo que soy más bueno digamos, jajaja.

¿Quiénes son tus referentes de la batería y de la música?

Referentes en la bata que me marcaron mucho de chico, de poner discos y tocar encima fueron Andres Vilanova de Carajo y A.N.I.M.A.L; Abril Sosa y Javier Herrlein, ambos ex Catupecu machu; Lars Ulrich, de Metallica (después del álbum negro. Sí, la época careta, jajaja)

Después, cuando descubrí a Travis Barker, de Blink 182, me voló la cabeza. ¡Todo lo que hace está bien!

Otro que me voló la cabeza fue Dave Grohl en Foo Fighters, como personaje. Me copó la historia de batero que se pasa a tocar la viola. Me influenció más como guitarrista en realidad.

Después, otros bateros importantes para mí son: Vinnie Paul, de Pantera; John Dolmayan, de System of a Down; Martín Carrizo, de A.N.I.M.A.L; Pato Strunz, de Hermética y Malón; y Gabriel Pedernera, de Eruca Sativa.

DIK en Pinar Arena (2019). PH: Walter Markerian (IG: wm.shooter)

¿Te consideras una persona estudiosa de tu instrumento?

Creo que sí. Por ahí no de la manera convencional, digamos. Casi siempre fui autodidacta. Aprendí sacando canciones que me parecían complicadas, más que nada enfocándome en las bases o ritmos, y casi nunca sacando cortes o fills, entonces por ahí pasaba horas sacando algo complicado, pero nunca tuve una rutina o me ponía a estudiar paradiddles por ejemplo.

Más o menos a los 20 decidí apostar un poco más por la música y me anoté en la escuela de Artes Leopoldo Marechal, sede de Ramos Mejía, a estudiar bata. En paralelo empecé sonido y grabación en la UNLaM, y también laburaba los fines de semana: Terminé dejando ambos. Con el conservatorio me pasó de viajar dos o tres horas por solo 15 minutos de clases. Me daban una hoja para estudiar: si te sale sos bueno y aprobás, y si no, sos malo y desaprobás, y la música no pasa por ese lado para mí.

En sonido me di cuenta que no quería ser sonidista, quería tocar la bata, y tocar en una banda, pero me sirvió mucho para entender el otro lado, y ver qué se espera de uno. Me dio la experiencia de grabar tanto como músico y como parte del staff de grabación.

Recién el año pasado empecé clases con Martín Parrilla (CESUB) y creo que pude tener un estudio posta del instrumento. Me ayudó a trabajar mucho postura y técnica. Fue un laburo más enfocado y productivo. Lo copado es que me daba ejercicios encarados a mi forma de tocar, para reforzar las características que tengo y cosas que puedan coparme, no era como en el conser, de «Vamos al ejercicio de la hoja 2 de tal libro».

Por otro lado, siempre fui de auto grabarme, ya sea con el celular o una cámara, para ver como toco o para subir un video. El último año, con DIK, me ayudó mucho para ver qué hago en vivo, cómo lo hago, y así corregir cosas. Hay cosas que haces inconscientemente, pero cuando te cae la ficha de lo que estás haciendo, del porqué, cómo y en qué momento, podes darle más expresión, como manejar intensidades o simplemente dar vuelta el palillo porque queda piola y no estás tan exigido.

Igual siento que tengo etapas, hay momentos en que practico mucho, que me paso horas tocando y momentos en los que no toco nada.

DIK en Pinar Arena (2019). PH: Walter Markerian (IG: wm.shooter)

¿Contame los detalles de cómo llegaste a DIK?

Hace poco me saltó un recuerdo de una publicación que hice en Facebook, de que estaba buscando banda y bue…  me cayeron un par de propuestas y entre esas me habla Pablo Cortés, con él habíamos tocado en una banda anteriormente llamada La Mentira. Me comenta que ellos estaban en proceso de grabación de disco, y el batero, que es el tío de Pablo, les hacia el aguante para grabar y después no tocaba más, así que estaban probando bateros.

Yo en ese momento estaba medio podrido del proceso de armar una banda desde cero, armar temas y que después quede en la nada, así que prefería bandas que ya tengan disco o que estén en ese proceso, para salir a tocar en vivo.

Por cuestiones de tiempos solo me probé  en DIK y en otra banda más. Obviamente me quedé en DIK, y a la vez ellos se quedaron conmigo.

Captura de la presentación del cuarteto en Uniclub, a finales del 2019.

¿Tu canción favorita o la que más disfrutes tocando?

Cuando entré a la banda le dije a los pibes que «Veo llover» era el hit, y así lo fue por suerte. Y después, disfruto mucho tocar el final del tema «Voces». Tema con el que cerramos todos los shows.

En el último año tocaron en lugares muy emblemáticos de Buenos aires ¿Cuál es la fecha que mejore recuerdos te trae?

Nuestro segundo Pinar Arena, en Pinar de Rocha. Fue una muy buena experiencia. Tocamos en el marco del Rock and Wrestling, un evento que mezcla lucha libre con bandas de rock. Me sentí un músico profesional, jajaja. Fuimos como a las 9 o 10 de la mañana para preparar el escenario y probar sonido, y recién empezaba todo a las 18 hs. Ese día aprovechamos para grabar nuestro primer videoclip (Veo llover). Me acuerdo que nos dieron el OK para armar la bata arriba, donde está la pantalla, y también habíamos hecho unas visuales. Fue genial, me cagué de calor, pero fue hermoso. Sentí que era un show al que hubiera ido como espectador. Tocamos para aproximadamente 300 personas.

Han tenido un gran crecimiento en muy poco tiempo y no es un secreto que esto se debe al trabajo. Contame cómo trabajan cuando se juntan a ensayar y producir.

Nos juntamos a comer asado y tomar birra en lo del “NegroDenis Brindizi, jajajaj.

Muchas gracias por el reconocimiento. Creo que lo más importante es que todos apuntamos a tomar la banda como algo serio. Tratamos de hacer las cosas de la manera más profesional que podemos. Ayuda mucho fijar ciertos objetivos en un mediano plazo. Y bueno, después creo que cada uno por su lado fue aportando algo, y tratando de crecer o dar lo mejor. Por otro lado, creo que la parte humana suma mucho: la camaradería, el ser responsable, respetar horarios, el no cagarte en las otras bandas...

Nosotros al principio buscábamos fechas a full, y de un momento a otro nos empezaron a caer invitaciones de bandas que por ahí ni conocíamos, muchas por recomendación de alguna otra banda con la que ya habíamos compartido fecha.

Están pre produciendo lo que será su segundo disco. ¿Qué nos podés anticipar al respecto?

En principio, que yo voy a grabar, jajaja. La idea era grabar un EP de unos cinco o seis temas, en lo posible para fin de año. Pero con todo esto que está pasando quedamos medio trabados. Antes de quedar encerrados veníamos con las maquetas de tres temas: grabé a los chicos y armé las baterías en la PC.

Ahora estamos componiendo a la distancia. Denis y Pablo pasan algún bosquejo de un tema, y yo armo las batas. Como para tener una idea general ellos me trasmiten por qué lado quieren llevarlo, y yo trato de armar una bata de como lo tocaría, y de ahí vamos tirando ideas todos. Por ahora venimos con varios temas medio cerrados y unas cuantas ideas más. Veremos qué queda de todo eso o si se extiende el EP, depende de cómo siga todo esto del coronavirus.

Pero bueno, creo que en cuanto a baterías puedo meter bastante de mi impronta. Siempre trato de darle la vuelta a los temas para que no se parezcan, o que tengan algo distintivo. Ya sea un corte o una base, trato de no repetir o repetir lo menos posible, a veces se puede, y a veces tenés que respetar lo que pide el tema. Lo importante es la canción.

Cinco bandas que recomiendes escuchar en vivo…

Tres power trio que te van a volar la peluca en vivo son: Gurí, Spiritual Rebel y Carroña Sharong (para mí, Migue, integrante de esta última, es uno de los mejores bateros. {Entrevista a él, ACÁ}

Y dos bandas que tienen a los mejores frontman: 21 gramos y Sangre activa

Algún mensaje que quieras dejarle a la monada baterística…

“Podrán superarte, pero igualarte nunca”

Una frase que dije jodiendo hace años, y quedó. Yo lo relaciono con que todos tenemos nuestra impronta y características particulares. No hay que frustrarse por no llegar a ser como tal batero, tenés que ser la mejor versión de vos mismo.

Dejá un comentario

Páginas: 1 2

0 Comentarios Unite a la Conversación →


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *