Luciano Guglielmo (Num): “Siempre que me siento en la bata a tocar algo nuevo, me pregunto qué haría Phil Rudd en mi lugar”

Luciano Guglielmo es un baterista argentino integrante de Num, un quinteto metalero que en vivo es una patada en la nuca.

Num lleva editados dos discos hasta el momento: Num (2014) y Desarreglos (2015). En estos momentos se encuentran terminando de grabar lo que será su tercer disco, que saldrá a la luz más o menos en dos semanas.


La primera pregunta, siempre y cuando queramos avanzar cronológicamente por una línea de tiempo, es prácticamente de manual. ¿Cómo y cuándo empezaste a tocar la batería?

Empecé a principios del año 1997. Estaba en primer año de la secundaria y empecé con un grupo de amigos que también querían tocar metal. Había tenido un “approach” en solitario un año antes, pero al estar solo no me motivó tanto.

 

¿Cuáles son tus influencias dentro del Metal?

Igor Cavalera (Sepultura), Mike Portnoy (Dream theater), muchísimo Morgan Rose (Sevendust), Charlie Benante (Anthrax), Tomas Haake (Meshuggah), pero me marcaron más bateros que no son del palo.

 

¿Un baterista que no sea del palo pero que te haya marcado?

Siempre que me siento en la bata a tocar algo nuevo, me pregunto qué haría Phil Rudd (AC/DC) en mi lugar. Es el número uno de la vida.

 

¿Te acordás de todas las bandas de las que formaste parte hasta llegar a Num?

Sí, pero necesitaríamos un par de entrevistas más.

 

¿Cómo te definirías a la hora de tocar la batería?

Intento ser concreto, musical, y nunca tocar algo sobre lo cual no estoy al 100% de control.

 

¿Cómo se compone tu set actualmente?

Siempre voy variando, entre todos los chichitos que tengo, pero básicamente armo con un tom solo, y una chancha de cada lado, dos crashes, de lo más grande que tenga a mano, ride crasheable, hihat preferentemente 13” aunque para grabar saco siempre una new beat de los 70’ que tengo atesorada y es de 14”. Tengo un ZilBel de 9” y stacks varios, algunos Meinl, otros armados con platos que se fueron rompiendo. Tambores tengo un Gretsch de brass de 14x 6 ½ que es mi favorito, aunque ahora estuve saliendo bastante con un Spaun Vented de 14×5 que era del amigo Vilanova (aplausos de pie)

 

¿Me podrías nombrar uno o dos referentes que no sean bateristas?

Allan Holdsworth… y sin L.A Spinetta no podría vivir.

 

Lo que suena Num en vivo es de otro planeta. ¿Qué tanto trabajo requiera llegar a ese nivel de sonido e interpretación? 

 EN-SA-YO. A cara de perro, tres veces por semana. No hay ningún secreto, es sacrificio.

 

Imagino que tus aportes a la banda no se limitan solo a tocar la batería porque tengo entendido que estudiaste grabación y post producción de sonido. ¿Cómo se manejan con el proceso de creación y producción?

Por lo general, los temas llegan a la sala de la mano de los violeros, aunque alguno que otro mío en los discos hay, siempre previamente traducidos a idioma de canción por ellos también. Yo me encargo de la producción artística en general, se arma la pre-producción de todo el disco, en base a eso se vuelve a revisar y… ¡a grabar!

 

¿Con qué banda te gustaría compartir escenario?

No sé si con alguna en especial, nos gusta tocar en general. Me gustaría tocar con Strapping Young Lad, o con Sevendust, pero no lo veo posible.

 

Supongamos que un extranjero te pide que le recomiendes 5 bandas nacionales de la actualidad. ¿Cuáles serían?

Primero le diría que escuche Carajo, para que vea quien pone el standard de calidad en el país. Después le diría que escuche Sobre tus Cenizas, que la rompen, después le diría que escuchen Pez, que escuchen a Nahuel Pennisi, y que escuchen Anomalía. Por si no se notó, no tengo mucho filtro, iba a poner cumbia santafesina pero me pareció mucho.

 

¿Cómo sigue este 2017 para Num?

 En dos semanas debería estar saliendo nuestro tercer disco, el cual presentaremos un poco después, muy poco después, y luego seguiremos presentándolo, y seguiremos, hasta que grabemos el cuarto el año que viene.

 

¿Tenés actualmente otro proyecto musical o pensás formar algo en un futuro?

Suelo ocupar la banqueta intermitentemente, de una banda grandiosa, escuela del Skate Rock en Argentina. Se entendió ¿No?

 

¡Claro que sí! ¡En nombre de Bateros argentinos te agradezco por tu tiempo y predisposición!

¡GRACIAVO! [sic] por interesarte en este humilde servidor.

Dejá un comentario

Chuzzo

ver todos los posts

Chuzzo es un baterista y escritor aficionado procedente de Entre Ríos. Amante de la música, la literatura, el cine y los tatuajes. Cocinero de profesión y creador de contenidos en su blog Mondo Sporco.