Ciclo No Nómade En Detroit Club: Un Espacio De Igualdad Cultural.

El pasado sábado 15 nos fuimos hasta Morón, más precisamente hasta Detroit Club, para presenciar una nueva edición del Ciclo No nómade, un festival de bandas que lleva muchos años poniendo bien alta la vara de la autogestión.

En esta edición se presentaron cuatro bandas bastante diferentes entre sí, dándole más importancia, no a la corriente musical de la cual provenga cada una, sino al arte en sí mismo. Algo que dejan en claro con el lema del ciclo: “Un espacio de igualdad cultural”.

La primera de ellas fue el trío Poveglia, quienes se encuentran despidiendo su primer disco: Yersinia pestis, ya que, su predecesor, está en pleno trabajo de post-producción y será presentado en Octubre del corriente año.

El trío conformado por Martol en guitarra y voces, Matías Macrett en batería y Diego Zacarra en bajo y voces, hacía su debut en el ciclo y, a pesar de que el sonido no acompañó del todo, su presentación comenzó a marcar el camino para todos los asistentes que fueron de a poco copando el lugar.

Las canciones que sonaron, entre otras, fueron: Las huellas, Yersinia pestis, El centro del universo y La ciudad sin nombre.

La siguiente propuesta de la noche, y sin dudas la más original, se trató de Hungría, un dúo instrumental bastante loco conformado por Diego Manatrizio en guitarra y Facundo Semerena en la batería.

Tocaron canciones del que hasta el momento es su único disco Magyarország vagy halál.

Su música experimental se traduce en una guitarra que juega con efectos y loops, formando capas de sonidos que se complementan con una batería por momento frenética y por momentos un poco más climática. Con golpes bien sincopados y constantes cambios de tempo. Su música es un Rock experimental o Meth rock, muy bizarro por cierto. Algo que terminamos de entender cuando vemos la tapa de su disco o cuando conocemos los nombres de las canciones, como por ejemplo Un gordo pelado corriendo hacia vos con una rata en la boca. Una propuesta que merece ser difundida.

Kjjjjjjjjj… si, leíste bien, no es un error de tipeo, es una banda de Rock experimental conformada en el 2014 por Mariano Membrives en guitarra, Nicolás Esparrach en el Bajo, Lorenzo Schiavo en batería y Juan Manuel Zárraga a cargo del piano y los Sintetizadores.

Al igual que Hungría, su enfoque artístico es meramente instrumental y progresivo. Pero su sonido es más ambiental, y menos esquizofrénico. Las composiciones que podemos apreciar en su disco debut juegan con los climas y las melodías de una forma que te enamoran y te llevan de paseo por sus 27 minutos de duración.

El plato fuerte estuvo a cargo de la banda de las “tres hachas”, Sick porky. El sexteto que viene demostrando un crecimiento avasallador, eligió al Ciclo no nómade como última parada, antes de la presentación oficial de su cuarto LP Alucinatorio, en el teatro Vorterix.

Sick porky es: Carlos Villafañe – Voz
Leandro Spatola – Bajo
Jeremias Stutz – Guitarra
Mariano ” El tata” Martinez – Guitarra
Leandro Mousseaud – Guitarra
Manuel Sibona – Bateria

El sexteto se vio obligado a acomodar algunas piezas debajo del escenario, transformando la velada en una especie de íntimo. Dieron el show más largo de la noche conformando una lista de once canciones, entre las cuales se destacan Hordax, Manifiesto, Los que no temen, Barro y Pura sangre.

Su propuesta es siempre darlo todo sin importar el tamaño del escenario o del recinto. Esta fue apenas una muestra de lo que se viene en pocos días en el teatro de Colegiales.

Link directo hacia la cobertura fotográfica completa.

PH: Nicolás Roldan

Dejá un comentario

Chuzzo

ver todos los posts

Chuzzo es un baterista y escritor aficionado procedente de Entre Ríos. Amante de la música, la literatura, el cine y los tatuajes. Cocinero de profesión y creador de contenidos en su blog Mondo Sporco.