10 Preguntas: Santiago Sauza

Santiago Sauza es un batero que admiramos y tenemos mucha suerte de que se una siempre que puede a nuestras juntadas en los Bosques de Palermo. Hoy tenemos la oportunidad de compartir 10 Preguntas sobre la vida y la música con él, que se hizo un rato para charlar a pesar de estar a mil con todo. ¡Gracias!


Santiago Sauza, 27 años
Banda: Excelsis Tenebrae, Scumblack, Moonlight Asylum, Quiar, Vector. Como sesionista
en Demoniac Infected, Proteus, y otros proyectos en etapa de grabación.
Set Actual: Bateria ZZ Percusion con parches Horizont,
toms de 8,10,12 (poco profundos), 
tom de piso de 14x14", tambor de 12x5" y 2 bombos de 16x18"
Platillos Dream cymbals, linea Energy 2 crash de 20" Hihat de 15", 
Ride custom Megabell de 22", Splash de 10" Contact, Splash de 10" Bliss, 
2 Chinas Lion de 16, Stacker de 14".
Pedales Phantom de RB Drums
Banqueta del El Peñon.
Accesorios de HarmonicStop (protectores para plato y demas), los topes de Crash Head 
y módulo DB20 V2 de Dbdrums para "triggear" los bombos.
Set Soñado: El que tengo :)
Sitio Web: Facebook

 

¿Te acordás cómo empezaste con la música?

Uno de los primeros recuerdos que tengo es un par de palillos medio amarillentos, a medio tapar con cinta aisladora que mi hermano tenía arriba del piano. Otro: yo rompiendo los sillones, tratando de sacar lo que hacían los bateros de las bandas que escuchaba mi hermano. A los 8 años mis viejos se dieron cuenta de que era más económico comprarme la batería que otro juego de sillones.

¿Por qué doble pedal?

Porque fue algo que me dejó como loco. La densidad que toman ciertas partes cuando se aplica bien un doble bombo, es hermoso.

¿Cuánto demora perfeccionar los estilos de Blast Beat? ¿Qué se puede hacer para dominarlo?

Entrenar manos, piernas, ser conciente de lo que uno está haciendo en cada movimiento. Me demoró tiempo, porque estaba apurado. Cuando entré al estudio por primera vez escuché todos los errores que cometía, y me tomé el trabajo de hacerlo lento y repetitivo, hasta que salió como se escucha hoy en dia. Si queres dedicarte, y encima te gusta… Dedicale, no te va a costar porque lo disfrutás

¿Cómo hacés para estar en más de 10 bandas?

Hay que tener una buena agenda, y respetarla. Yo tengo un pequeño truco: aparte de repasar los temas y ensayarlos, siempre hago un mini repaso de cada tema antes del show. O sea, entrada en calor, repaso de los temas, un ratito de relax y al escenario.

¿Qué es lo mejor de las giras? ¿Por dónde anduviste?

Hasta ahora pisé Italia, Eslovenia, Croacia, Hungría, República Checa, Polonia, Bosnia, Chile y obviamente recorrí Argentina.
No hay un momento para destacar, son un montón, y creo que eso es lo más positivo de las giras. Nunca tuve un problema en el exterior, el gran porcentaje de las cosas fueron buenas.

¿En qué nivel nos pone eso a nosotros?

El argentino es compañero, pero con los suyos. Son pocos los que ponen el hombro por y para otro (entre bateristas y músicos en general), y creo que el mayor problema que tenemos es la “viveza criolla”. Con llevar a cabo la viveza se pierde en muchos casos el respeto, y eso trae problemas para otras cosas. Por ejemplo, tratar de ser profesional en un país donde ser músico significa ser vago.

¿Cómo está tu presente musical?

Estoy componiendo, tengo varios proyectos por salir, y preparando todo para el año que viene porque hay más giras. Si se confirma todo, voy a estar trabajando con bandas de afuera, así que estoy esperando a ver cómo sale. También estoy preparando el segundo disco de Vector, Quiar y Scumblack, los tres ya casi maqueteados por completo. Lanzamos el EP de Excelsis Tenebrae hace poco y ahora vamos por el primer disco durante el verano. Estamos empezando a maquetear también el proximo disco para Moonlight Asylum, pero este último falta para que vea la luz. Con Demoniac Infected estamos presentando el segundo disco que salió en julio de este año, y tengo que ponerme con la composición y grabación de las baterías para un par de discos mas en estos meses…
Café. Y mucho.

Creaste el festival PerfoDrummer, ¿de qué se trata?

El PerfoDrummer empezó presentando a bateristas nuevos. El primer día fueron todos bateristas de metal, que normalmente no tenemos espacio para mostrar nuestro material, así que fue como una protesta por la falta de espacio, y al mismo tiempo una exposición del potencial que hay en los bateristas de estos estilos. Obviamente, después de eso busqué más bateros de distintas ramas musicales, ya que uno como músico no debería encerrarse en un solo tipo de música. Así empezamos con clínicas y presentaciones de distintos estilos, con solos de batería como apertura o cierre, ensambles, expositores/fabricantes. La verdad, orgulloso de como está yendo y de los músicos que apoyan y/o participan del festival. Ni hablar de la mano que me dieron ustedes con Bateristas Argentinos para la difusión del evento. Eternamente agradecido.

¿Qué es lo mejor del festival, para la gente que no lo conoce?

Nació por la falta de espacio para los bateristas de metal inicialmente, y después al encontrar tantos bateristas y percusionistas talentosos con mucha data para dar y sin lugar para compartirla, creció como lo que es. La idea del espacio es compartir información, y los bateristas que participan tienen la misma idea. No tienen problema en explicar, exponer y mostrar lo que ejecutan y cómo lo ejecutan. Son apasionados por ceder ese conocimiento y se mantiene una relacion de respeto entre disertante y espectador, que permite que lo sigamos haciendo y que todo el mundo se pueda llevar esa data en la cabeza.

¿Como ves a la comunidad baterística local?

Unida, siempre hay algún colgado, pero no importa. Lo que sí, la veo adicta al “forobardo” y en algunos casos muy “tradicionalista”: si alguien se sale del molde, se vuelve al “forobardo” y así continuamente. Discutimos mucho, tendríamos que entender que podemos tener ideas distintas y no coincidir, pero respetar la decisión del otro. La gente que innovó, normalmente se salió de ese molde con nuevas ideas, distintas perspectivas. Estaría bueno que en vez de “forobardo” volvamos simplemente al foro.
Aunque leer un forobardo cada tanto está bueno 🙂

 

Yapa: ¿Estás satisfecho con lo logrado hasta ahora?
Definitivamente. Tuve la suerte de que mis viejos pudieron comprarme la bata cuando era chico, de haberme dado cuenta de que esto era lo que quería y recién tener una consola a los 26 años, porque antes si me entraba un peso se iba a la alcancía para comprar algo para la bata. Trabajo con la batería, estoy conociendo el mundo gracias al trabajo que hago con el instrumento, cumplo mis metas de grabar discos e ir de gira… Es lo que quería lograr cuando era chico, y algunos me dicen que sigo siendo soy chico, asi que… Sí.

Dejá un comentario

Matías Macrett

ver todos los posts

Matías Macrett es un baterista de Argentina con más de 26 años de experiencia. Generador de contenidos e impulsor de Bateros Argentinos desde 2010, da clases de Batería en su sala de Palermo y en San Nicolás de los Arroyos. Actualmente batero de JB Larralde El Proyecto, Poveglia y trabajando en su testamento musical titulado *Lituma*.